La Isla del Tiburón

México es un lugar con una flora y fauna sumamente abundante, donde hay casi de todo en tierra, mar y cielo.

Sin embargo, hay una especie marina en particular cuya existencia generalmente se ignora en las aguas nacionales, dicha especie es el tiburón blanco.

tiburon-blanco

El tiburón blanco es un ejemplar especial en el reino de los cazadores de las profundidades, ya que a diferencia de muchos otros tiburones, a él le gusta estar y cazar solo.

Este magnífico animal es de lo más cercano que tenemos al gran y temido megalodón, una gigante bestia de unos treinta metros de longitud, dándole más parecido a un submarino gigante que a un animal viviente.

El tiburón blanco es odiado y temido por muchos seres humanos, ya que en ellos vemos, literalmente, nuestra peor pesadilla personificada.

Una gran parte de la mala reputación del animal viene de la inmortal cinta Jaws, que trata de un tiburón asesino obsesionado con la carne y sangre humana.

Jaws

En realidad, este hermoso tiburón dista mucho de aquella máquina asesina que Hollywood ha tatuado en la memoria de miles de personas.

Por supuesto, este gigante no es ninguna oveja de campo, sino un animal capaz de devorar a cuarto adultos de un bocado.

Los ataques del tiburón blanco a seres humanos pasan generalmente por accidente, ya que el gigante puede confundir a los hombres, especialmente a los surfistas, con focas, leones marinos o con tortugas marinas heridas.

Como ya he mencionado anteriormente, la creencia popular dicta que en México no hay tiburón blanco, cuando en realidad sí lo hay.

Su hábitat está en la Isla Guadalupe, que se encuentra cerca del puerto de Ensenada, localizado a una hora y media de la ciudad de Tijuana.

La Isla Guadalupe es el mayor santuario de tiburones blancos en el mundo, donde ellos vienen a encontrar alimento y refugio de lejano Océano Pacífico.

La Isla Guadalupe es también uno de los mejores y más seguros lugares del planeta para la pesca de langosta, ya que éstas se capturan con trampas especiales.

Es una verdadera bendición para los mexicanos aficionados al tiburón blanco el no tener que ir hasta la lejanísima Sudáfrica para poder ver a estos gigantes en su hábitat natural.

El viaje es muy sencillo, si usted se encuentra en la ciudad de México sólo tiene que comprar en línea vuelos VivaAerobus o vuelos con Intejet, o de muchas otras aerolíneas, con destino a Tijuana, de donde usted irá al puerto de Ensenada, aproximadamente a una hora y media de ahí.

Una vez en el puerto, se toma un barco que lo llevará hasta la Isla, donde permanecerá aproximadamente tres días buceando en jaula con los tiburones.

El estar cara a cara con uno de estos depredadores es algo que, le garantizo, ¡jamás va a olvidar!

isla-guadalupe

golf-914858_1280

Hello world!

Este es el primer post. Este blog ve la luz con este post de bienvenida. Mírenme aquí, detrás de mi escritorio, con una taza de café y un sandwich de Nutella®.

Definitivamente el golf es mi pasión. Recuerdo una vez jugando con mi amigo Maurice, un canadiense de 34 años, estando en el hoyo 18 tratábamos de definir en qué consiste nuestro deporte. Sencillo definir el término, complejo que en tal definición se englobe la experiencia del golfista.

El deporte consiste introducir una bola dentro de los hoyos del campo con el menor número de golpes con la ayuda de un palo. Así de sencillo, pero difícil describir todo lo que se vive en el campo de golf.

La experiencia va más allá de la competencia. Cuando juego con mis amigos desde luego que queremos ganar y practicamos duro para mejorar la técnica, pero por encima de la competitividad está la amistad. Reímos, jugamos, golpeamos la bola, subimos al carrito, nos movemos de un lugar a otro y compartimos algo más que un deporte.

Este blog es un blog de vivencias. No pretendo enseñarte a jugar golf. Eso se aprende en los simuladores y en el campo de juego. Pero este blog sí pretende sembrarte la espina sobre este misterioso deporte.